Canción del hombre que no podía ser.

Érase una vez un hombre que no podía ser, que de oscuro vestía y oscura era su tez, el que de sustancia era un hombre al cual no vestía ningún nombre, ninguna de las artes, y que con su pensamiento contradecía, sin saber, al mismísimo Descartes.
Érase que no era un hombre que no podía ser, que de cuna tenía el horizonte y de morada una luna que no podía ver.
Su existencia era una flecha, huérfana de un poderoso arco, sin trayectoria derecha ni diana que acometer.
Érase que no era, un hombre que no podía ser.
Un hombre que no nació, por que no fue engendrado ni forma alguna le dio Dios, no era por lo tanto ni un espejismo ni una imaginación. No era, ni nunca fue, ni un sueño ni un soñador, era algo que no era y que no podía ser.
Una letra en el vacío, un pensamiento en la nada, una hoja en un río, la lágrima de un hada, la calma tras el hastío, una moda pasada.
Érase que no era un hombre que no podía ser.
Capitán sin barco, corona sin laurel, caminante sin camino, beato sin fe, érase que no era, un hombre que no podía ser.

5 comentarios :

  1. Sonia dijo...

    ¿Algo así como "un si, pero no"?

  2. Fascinante...

  3. PAKY dijo...

    Entonces, se trata de alguien como Mr. Beebles, no??? que lo sabia todo,pero tenía un problema... que no existía, o a lo mejor estás definiendo un sentimiento tan humano como la contradicción, no sé, me ha gustado, pero no acabo de entenderlo (ya me lo explicarás)
    ;)

  4. gracias de nuevo por vuestos comentarios, cuando veo mas de uno empiezo a pensar que esto es un blog de verdad :P. Un saludo a todos.
    Pd.- Os dejo la parte mas divertida y entretenida de cualquier escrito, la libre interpretación. Lo que lo inspiró, me lo guardo;).

  5. Ime dijo...

    Increible me encanta sigue asi