¿Dónde están los luchadores?

Cada mañana leo el periódico, realmente varios periódicos, quizás para saber como va el mundo, dado que la televisión realmente la veo bien poco (si acaso un par de series), y poder tener mas nociones sobre el mundo que me rodea además de la que deduzco por lo que me va sucediendo.

Muchas cosas me gustaría contar hoy sobre esa aventura informativa, pero creo que me alargaría demasiado y resultaría confuso mezclarse temas como las secciones de empleo (evidentemente nunca hay empleos, salvo academias anunciando oposiciones o empresas fantasma con número móvil, si en infojobs son las ETTs son las que tienen todo el mercado laboral absorbido, en los periódicos pasa lo mismo con las academias de oposiciones), el por qué escribe siempre los mismos los artículos de opinión de varios periódicos diferentes (eso si bajo el mismo grupo editorial) o ese abanico de noticias tan dispares que suelen darnos cada día.

Evidentemente no podría escribir sobre tantas cosas sin (como es mi costumbre) abusar a cada momento de paréntesis explicativos. Así que hoy solo quiero meditar sobre un artículo que he leído que hablaba sobre los sindicatos o sindicalistas. Este señor, la verdad de muy buena forma, relataba la escasa implicación de los sindicalistas en sus labores propias, es decir lo poco que sacaban la cara por sus compañeros mientras “doraban la píldora” a los jefes, para poder seguir manteniendo su estatus de sindicalistas y contar con esos beneficios a la vez que con la gratitud de sus jefes.

Preguntaba este señor que dónde estaban aquellos dispuestos a luchar por sus derechos como trabajadores, que dónde estaba la unión para luchar contra esa especie de esclavistas modernos llamados empresarios y sobre todo por qué nadie hacia nada para combatir contra estas injusticias hoy día. Bueno, desde aquí quería responderle, de una forma concisa y clara; la gente que no quiere ser esclavizada, que aun tiene dignidad y sobre todo que no se deja pisar está (como usted bien intuye) en el paro. Estamos en Cádiz, vivimos en Cádiz, le recuerdo, una de las provincias si no la más, con mayor índice de desempleo de toda España la grande (que tan pequeña nos parece en estos tiempos). La gente de hoy día no lucha, no se une (salvo raras ocasiones y para realizar destrozos, piquetes de huelga, o poder seguir disfrutando de un trabajo fijo donde tocarse los hue.. y darse de baja a cada momento, o evidentemente para el botellon).

Mientras claro está lo de siempre, la gente con ganas de cambiar cosas, con cierto talento sin aprovechar (o desaprovechado) y con actitudes para hacer grandes cosas, siguen sin encontrar trabajo, en parte quizás gracias a los sindicalistas, padrinos y enchufes sin tensión que mueven el empleo en Cádiz.

No se coma usted el coco, al final, cada pueblo tiene ni más ni menos que lo que se merece.

4 comentarios :

  1. Anónimo dijo...

    Muy buen artículo. Me ha gustado y tienes toda la razón. ¿Dónde está la gente que lucha? Aquí en Cádiz sólo se acuerdan del paro en carnavales cuando sale en las letras de los cuplés. El resto del año parece que no hay desempleo y que todo está bien. Pero la realidad es muy distinta y sí claro que hay gente dispuesta a luchar, pero por desgracia están el anonimato y algunos decepcionados de la política y de todo. Son malos tiempos para los ideales y el espíritu de lucha. Saludos. Tartessa.

  2. Gracias por tu comentario, a mi me gusta pensar que tal vez las cosas son así porque aun no ha llegado nadie con el suficiente carisma (y no me refiero a politico) para hacer que la gente de aquí, por llamarlo de alguna forma, despierte. O quizás tan solo sea esta generación que, salvo escasas ocasiones, lo han tenido todo por delante siempre, lo que mas me preocupa no es precisamente el ahora (evidentemente me preocupa y mucho), sino el mañana.... ¿hacia dónde vamos? esa pregunta a veces llega realmente a aterrarme, mientrás, intento aportar lo que pueda, esperando un mesías que no vendrá a no ser que nosotros, todos y cada uno, lo invoque desde su interior y aportemos algo más que una charla de café o un artículo en un blog, para hacer que las cosas cambien.

  3. h dijo...

    Estoy de acuerdo en parte porque creo que la gente que quiere trabajar dignamente, sin tener que estar en el filo de la navaja toda la vida en Cadiz esta fuera de nuestra ciudad. Ya no hay ideales ni ganas de cambiar el mundo. Lo que hay son ganas de tener un empleo, una casa y vivir comodamente.

  4. PAKY dijo...

    Es lo que nos ha tocado vivir, por desgracia.... una sociedad consumista ávida por vivir al día, sin preocuparse por el mañana, y los mandamás que llevan las cuerdas de los títeres que somos los ciudadanos/as lo saben.... pero da igual,los políticos son como los antiguos profetas, necesitan crear ignorancia entre la muchedumbre, endulzarles los oidos con lo que quieren oir (y ahora más aún, en visperas de elecciones)... en fín, Cádiz, precioso lugar para vivir, para mi el mejor del mundo, pero es la TIERRA SIN OPORTUNIDADES, qué le vamos a hacer. Y estoy de acuerdo con "h": ya no hay aspiraciones que muevan al mundo, la máxima aspiración de cada persona hoy dia es un trabajo y algo donde meterse a vivir, qué más da el efecto invernadero, qué mas da que cada día muera gente de hambre, enfermedades, guerras, maltrato, atropellados por cualquier farruquito que ande suelto por ahí,... que mas da todo! que más da.....