En la caja (microrelato)

Me cuesta recordar, mirar atrás, porque me cuesta enfrentarme a demasiadas batallas perdidas, a demasiada ingenuidad, tanta, que como norma me avergüenzo de cada letra que he vertido en el silencio. Hubo un tiempo quizás en que aparentaba más de lo que era y ahora me gusta esconderme en oscuros rincones silentes, donde no cante la luz ni brille ningún sonido.
Divago, con cada nota, más palabras sin sentido, más metáforas inventadas sobre la marcha de un pie que no sigue a ningún otro pie. Porque siempre andaré solo, y en mi soledad es donde únicamente encuentro la respuesta a la unión de tantos yos que forman uno solo.
No soy quien crees que soy, porque no soy quien quiero ser, y sin ser siendo lo que creo ser, sigo siendo el mismo de siempre, y mis yos jugando en el recreo de mi soledad conjugan el verbo de lo que una vez fui y no recuerdo y de aquello en lo que me convertiré sin quererlo.
Un puzle, un laberinto, un vacío repleto de silencio que se muerde así mismo para alimentar su propia espiral de derrotas… y el espejo sigue sin devolverme el saludo...
Qué fácil sería entenderme si estuvieras dentro de esta cáscara, donde la cordura se pierde y solo queda la verdad sin sentido que aúlla en tantos rincones oscuros.
Echaría de menos la simpleza si ésta no fuera tan aburrida, y el eco dentro de mí no me devolviera tantas preguntas cuya única respuesta siempre será… algún día…algún día… algún día…

7 comentarios :

  1. contar dijo...

    Algún día llegaremos a ser lo que queremos y sera tan simple que nos aburriremos.
    un abrazo

  2. Esta es la Lágrima de Jierro que yo conocía, no tantas mariconaditas de "Minimundo de Minigotes".
    :P
    Una lástima, porque parece uno de esos versos de la marca "Te has enfadado conmigo y lo siento, perdona pero es que soy idiota" que usted y un servidor de usted patentamos hace tanto.
    Espero equivocarme en mis siempre tan talibanes juicios y que en realidad solo se trate de ficción.

    Saludos.
    Abrazos.

  3. PAKY dijo...

    la soledad es el peor mal que se puede desear a alguien, pero también sirve para intentar encontrar ese "yo" que queremos ser, o que nos conviene ser, según el momento o las circunstancias...
    el aburrimiento, todo aburre, el escribir aburre, la rutina diaria aburre, el pensar qué cocinar cada día aburre, la gentuza lo que más aburre... la soledad ¿¿aburre?? depende... depende de si la necesitas, o si ella te envuelve sin preguntar... Saludos (y a veces, más vale solo que mal acompañado...)

  4. Palomi dijo...

    Me encanta, es genial

  5. Gracias por los comentarios, creo que a veces la ficción puede ser solo una versión ebria de la realidad, y todos en algun momento estamos borrachos de ella, de igual forma creo que cada cual posee su propia caja donde poder acurrucarse, porque ciertas cosas como la soledad tienden a ser como una pringue sobre nosotros, que por mucho que nos frotemos y nos lavémos en baños públicos, sigue dejándonos esa sensación pegajosa tan incómoda sobre nuestra piel.
    Un saludo desde el interior de mi caja.

  6. Alberto dijo...

    El relato esta muy bien, me ha trasmitido cierta sensacion :), muy chulo, un saludo.

  7. Night dijo...

    tienes banner para enlazarte o coloco tu dirreccion?