Trolls…

Hablaba el otro día con un conocido sobre diversas cosas de esto de Internet y del mal uso que se hace, llegando yo (porque soy así de pesimista) a la conclusión de que esto ha traído más mal que bien; por internet hay de todo, eso si de lo bueno siempre breve y poco, tanto que cada día me conecto menos y voy pensando que al final esto terminara siendo otra moda pasajera más, o como mucho se quedara como vestigio de maleantes varios. Recuerdo hace ya bastantes años cuando en España (si así es, digo España, no mi ciudad ni mi provincia) éramos unos cuantos los que disponíamos de ordenador y conexión telefónica a internet, se organizaban quedadas muy sanas y todo el mundo se conocía por el primordial IRC (ya saben aquel chat cutre del paleolítico). Las cosas fueron cambiando realmente rápido y se pasó de utilizar internet como herramienta real de información verídica, o herramienta de trabajo, a convertirse en un nido de vicio y perversión pornográfica, a búsquedas de drogas o a cualquier cosa que a pocos se nos pasaba por la imaginación que existiera en la vida real.
Con la expansión todo el mundo comenzó a comprar ordenadores, eso sí con conexión a internet, ¿sin internet pa que sirve un ordenador? Preguntarán aun muchos. Yo tuve tres ordenadores antes de existir Internet y la verdad sí que llegue a utilizarlos para algo que no fuese “navegar” (que palabreja, naufragar estaría mejor).
Imaginen comprarse un coche sin carnet de conducir, sin saber conducir y sin idea de mecánica básica… ¿Qué eso no lo hace nadie? ¿Qué sería un peligro? ¿Una estupidez? Bueno la cosa cambia cuando hablamos de ordenadores, o quizás no mucho.

Con todo esto llegaron los famosos Trolls que al fin y al cabo era de ellos de quienes quería hablarles hoy. Troll puede ser cualquiera, por la calle no sabríamos identificarlos, de hecho no se necesitan demasiados estudios, es mas mientras menos se tengan mejor. Los Trolls son personajillos ávidos de atención, con la necesidad intrínseca de “putear” por el placer de joder a los demás, seres corroídos por la envidia y un vil sentimiento de necesitar pisar a todos los que ellos sienten como superiores. En la vida real se suele ser más prudente (realmente se trata de cobardía no de prudencia, ya que por internet no se pueden dar dos ostias bien dadas), en tiempos antiguos estos personajes eran los típicos que gustaban de tirar piedras a los condenados o los que señalaban con el dedo a las famosas “brujas” cuyo delito era hacer mejor los pasteles que ellas o ellos. Un Troll es un ser increíblemente feo que sabe maquillarse muy bien con la mordacidad o el victimismo. Ningún foro, ningún blog, ningún chat, ningún libro de visitas, ninguna red social está libre de ellos. Todos somos propicios a convertirnos en sus víctimas.
Algunas personas (yo me incluyo) creemos firmemente en la libertad de expresión, y sabemos que resulta a veces inevitable el parecer malsonantes, error que se paga caro cuando no vamos de víctimas sino de verdugos (que quieren que les diga a mi es que algún@s hij@sdeputa me ponen negro, o de color para no parecer xenófobo, lo mío es ser necrófago).
No hay truco ni forma para no ser víctimas de estos seres peludos y malolientes (por dentro), algunos han convertido internet en su reino.
Mi amigo tiene razón, hay que ir con los pies de plomo por internet, nunca se sabe quién está mirando o estudiando lo que escribes buscando un fallo ortográfico, una tilde mal colocada o una metáfora malentendida para ir a crucificarte o convertirte en demonio de una nueva secta.
Los trolls existen, hay muchos, están en todos lados (incluso el que esto escribe podría ser uno y no lo sabría), tengan cuidado, y recuerden, hijosdeputa hay en todos lados, pero en internet, ¡¡coño!! Proliferan que da gusto.


Un estudio muy bueno para conocer mejor esta especie en esta dirección altamente aconsejable:

http://salud-y-republica.lacoctelera.net/post/2008/05/19/no-alimente-al-troll#c5102005


Y para terminar decir algo en favor de los Trolls; tienen una vida muy triste, tenlo en consideración cuando te entren ganas de echarles un cubo de agua por encima.


Ah y saludos de David el Gnomo.


7 comentarios :

  1. PAKY dijo...

    parece mentira que haya personas con una vida tan triste y tan aburrida que no tengan otra cosa que hacer que malmeter, difamar y meter cizaña a través de la red! y lo peor es que van disfrazados de ancianita que te dan la manzana y luego resulta que estaba envenenada... quien menos te lo esperes, está ahí para darte la puñalada... gracias por este artículo, es muy interesante... Saludos

  2. Faylinn dijo...

    Te entiendo perfectamente, y ahora con las redes sociales hay que andar con más cuidado todavía. Yo tuve que bloquear a dos usuarios de tuenti y de facebook por faltarme al respeto... en fin, como tu dices hijosdeputa hay en todos los sitios pero bueno, en esta vida por desgracia nos vamos a encontrar de todo.

    Besos.

  3. Alberto dijo...

    Muy bueno el artículo, muy visceral, me encantó, lo de los trolls es una lacra que todos tenemos que asumir por desgracia.

  4. PAKY dijo...

    Gracias por el artículo, al fin he logrado descubrir que hay una troll muyyy g... grande que vive todo el dia pegada al teclado dándole al f5 para actualizar mi blog, ahora entiendo que las visitas a mi blog son verdaderas porque está obsesionada con él y conmigo(a ver si no es de estas que tiene su habitación llena de fotos mías, que miedooooo) XD

  5. contar dijo...

    Yo aun utilizo el ordenador para algo mas que navegar, de hecho creo que lo uso mas de esa forma.
    También llevo navegando desde hace mucho y escuchando desde que empece, cuando eramos cuatro gatos, que esto seria una moda pasajera,y surgieron los blog y dijeron, que seria una moda pasajera, pero aquí seguimos,y pienso que esto seguirá evolucionando hacia otras cosas, y yo también e sufrido el ataque de los trolls, pero me e convencido que Internet es simplemente como la vida tenemos que viajar por ella tomando lo bueno y apartando lo malo, y aprendiendo de todo, como la vida misma.
    y me satisface cuando encuentro gente en estos espacios, que realmente son dignos de conocer, eso solo ya merece la pena, lo otro simplemente un buen capote.
    un abrazo

  6. Por supuesto que los blogs tienen vida propia y por tanto su propio espiritu, como quien dice su ánima.

    Es através de esa ánima que tu "yo" establece vinculos con el inconsciente colectivo (el de tus visitantes)y se genera ese intercambio energético de aquí para allá y viceversa.

    Donde hay energía hay vida y movimiento.

    No es exactamente el tema de tu post pero si el de la cabecera de presentación de tu blog.

    Sobre los trolls, esas moscas cojoneras que donde se paran la c...nada más qué decir. Quizá ya esté todo dicho.

    Abrazos mil

    Madame Rosa de Salud y República

  7. Gracias por vuestros comentarios :), y gracias a Madame Rosa por la visita de cortesía, afortunadamente como bien dice contar hay gente que hace todo esto de internet mas ameno y satisfactorio, un saludo a todos.