Lo que nos define.

Llevo unos días dándole vueltas (solo y acompañado) a ciertas cosas que me preocupan, y que son dignas de preocupación, para todos los que sabemos que navegamos en un barco llamado vida y que el rumbo demasiadas veces es desconocido, por muchas cartas de navegación que atesoremos junto a nuestra bitácora.
La brújula de la que alardeamos, demasiadas veces, se vuelve loca, quién sabe si por causa de tanto campo magnético que nos rodea, siempre intentando tirar de nosotros hacia tanta tierra segura que siempre acaba siendo un banco de algas flotante, o quizás sea el llevar tanto tiempo sin sentirnos parte de algo el que nos aventura a veces a apostar nuestro futuro en cualquier dirección que se asemeje a un recuerdo de alguna tierra soñada.
Pero todo es más complicado cuando se lleva en el interior cierta semilla de fe, cierta convicción íntima y privada en que hay algo más para los que no abandonan el barco, aunque a veces el riesgo que se corre es ahogarse en alta mar.
¿Qué nos define?, ¿nuestro orgullo autodestructivo por no bajar la cabeza, por no querer dejar nuestro destino en manos de la marea y del viento?
Quizás lo que nos defina sea una sucesión de antónimos y esa lucha interna se convierta en la mejor definición que se nos pueda otorgar. Como la vieja paradoja de que nuestra propia imperfección nos convierte en perfectos, el mayor don de nuestra especie se basa en una elección, y en ella basamos todo lo demás. Elegimos luchar, elegimos acobardarnos en nuestro conformismo, gritar en silencio y ahogar nuestros derechos en la falsa seguridad o elegimos perderlo todo, incluso a veces la cordura, con tal de ser fieles a esa elección.
La elección nos define; no hay diferencias, ni razas, ni grandes pensadores ni artistas, no hay pueblo llano, ni mendigo, ni criminales, ni santos, ni vírgenes suicidas, ni rebeliones, ni guerras, ni paz, ni hambre… solo hay una elección, y no tomarla forma parte de ella.
Cada cual hace la suya, se define a sí mismo, se convierte en individuo y empieza el camino que definirá su existencia, no para otros, si no para él mismo, y su elección siempre afectará las elecciones de los demás, porque al final nunca hemos dejado de ser tripulantes del mismo barco. Nadie puede huir de su elección, ni esconderse, ni renegar, como tampoco podemos hacerlo de nuestra definición más acertada, simple y nietzscheniana; humanos, demasiado humanos.

8 comentarios :

  1. El tito Ori dijo...

    Pienso que vivir es elegir. Y además pienso que es una tendencia poco común en la actualidad, donde vivir es tan sólo respirar. No me negaréis la crisis de ideas que estamos viviendo desde hace años, donde la indiferencia, la inercia descontrolada y la falta de vocaciones, se han convertido en los valores más extendidos.

  2. Aun así sigue siendo una elección, se decide solo respirar. Hace varios post escribía una lectora de este blog que lo que nos pasara nos lo habríamos elegido nosotros, y a pesar de no querer estar de acuerdo con ella, no pude contradecir su comentario, porque una cosa es lo que yo quisiera y otra diferente lo que es, y lo que es tiene una fuerza tan aplastante que muchisimas veces me deja tan frío que soy incapaz de debatirlo, ojala nuestras elecciones fueran tan sencillas como parecen en un post, pero en ellas pocas veces podemos volvernos atrás para corregir un error, eliminar una frase o colocar alguna coma. Un saludo tito Ori y bienvenido a este cementerio perdido donde cada vez, mas gente, nos encontramos

  3. Manolo dijo...

    Yo creo que nos definen las circunstancias de la vida. Vas recibiendo golpes y caricias y acumulas buenos y malos momentos.

    Todo ello nos curte, nos moldea.

    Nos refuerzan nuestras creencias o nos las cambian.

    Un saludo.

  4. El tito Ori dijo...

    Manolo, yo opino que el contexto de cada uno es VITAL. Pero también creo que es vital sobre todo cuando naces en el Congo... Si naces en el mundo occidental más o menos casi todo el mundo está igual... aquí pocos amigos te van a contar un día sus problemas por beber agua contaminada...

    Voy a emplear una expresión que Enrique Bunbury ha utilizado hoy en una entrevista... En el mundo occidental la libertad es elegir el color de tu automóvil...

    Con esto quiero decir que si hemos nacido en este país, por ley tenemos una enseñanza obligatoria, ya ir a la universidad dependerá de si tu familia lo puede permitir o unas malas te tendrás que poner a trabajar..., pero muy raramente tememos por nuestra vida, por no tener agua que beber... y creo que ahí radica el problema que vivimos actualmente en el mundo occidental, que estamos ante generaciones que han nacido teniendo derecho a TODO. Y si tú educas a un niño haciendole creer que por su existencia tiene derecho a TODO, el niño no querrá estudiar, le dará exactamente igual, tampoco querrá trabajar después... tiene todo lo que quiere y necesita, nunca tuvo que aprobar un examen para tener una Play Station...

    Un abrazo a todos!!!

  5. El hecho de pensar que un criminal es lo que es por haber llevado una vida dura o que la sociedad le ha tratado mal, no parece un razonamiento, mas bien una excusa o en el mejor de los casos un atenuante. Somos lo que decidimos ser en un momento determinante, cada cual es libre de pensar que las influencias tienen mas o menos importancia, pero eso no exime de culpa, matar en defensa propia no se culpabiliza pero tampoco devuelve la vida a nadie.
    Las circunstancias nos definen, pero la elección última recae en nostros mismos, siempre hay elección. Muchas sociedades tribales son nómadas porque deciden buscar agua potable o alimentos, otras se quedan esperando la lluvia que nunca llega, ambas eligen.
    Somos productos basados en una elección, mi post quería resumir ese don con el que nacemos y que se denomina libre albedrío, la libertad de decidir, de tomar partido, o la libertad de no hacer absolutamente nada, la libertad de que nuestro "destino" nos defina o rebelarnos contra él. La fe puede mover montañas pero sin que exista la voluntad no se movera ni una grano de arena, se puede luchar en causas perdidas pero sin lucha ni siquiera existiría una causa.
    Al final, todo depende, de la elección que hagamos.

  6. PAKY dijo...

    Si bien es cierto que el entorno condiciona, evidentemente somos lo que elegimos: yo elijo ser profesora como hubiese podido elegir casarme a los 20 años y tener un montón de churumbeles, al igual que los negritos del congo eligen dentro de sus posibilidades, morir de hambre y sed porque el agua está contaminada, o pillarse una metralleta y provocar una guerrilla para atracar a las ONG... todo es elección, pero claro, la elección se puede modificar por circunstancias adversas: yo eligo ponerme falda y hace mucho frio, así que me cambio a pantalón, pero sigo eligiendo yo, porque podría haberme quedao con la falda aunque pasase frio... todo es elegir, las circunstancias sirven para saber si tu elección ha sido más o menos acertada, y en cuanto a los criminales, también es una elección (a no ser que padezca alguna anomalía psíquica grave), porque en vez de robar, podrían pedir o aparcar coches o ir a cáritas si tienen necesidad.En definitiva, que me enrollo, toy de acuerdo con el post, somos lo que elegimos, según nuestras circunstancias, no son las circunstancias las que nos hacen ser de un modo u otro, al menos, en mi modesta opinión, así lo veo yo...Saludoooooos

  7. palomi dijo...

    Hace unos post me dijistes que aunque el ser humano fuera responsable por sus elecciones, no debemos perder la esperanza de qu evolucionemos a algo mejor.
    Ahora leyendo "lo que nos define", pienso, que a lo que te refierias, que esa evolucion de la que me hablabas, significa que el ser humano aprenda a elegir. (es lo que concluyo de los dos textos, lo mismo estoy mal interpretando, en tal caso te pido disculpa)

    Pero no solo nos define, las elecciones que tomamos, sino tambien las cuestiones que nos planeamos (en las cuales posteriormente tendremos q elegir). Hace unos años un profesor, nos dijo que escribieramos en un folio, todas las cosas que nos pasaban, y todos los pensamientos que teniamos, desde que nos levantabamos hasta que llegabamos a clase. Fue muy curioso que la mayoria de las redacciones mencionaban de manera extensa el dilema que tenian a la hora de elegir lo vestirian ese dia, y ninguna hablo del mendigo que dormia en el suelo, el cual la mayoria nos cruzabamos por las mañanas.
    Por lo que, donde pongamos la mirada, las custiones que nos preocupan, tambien nos definen. Obviamente cada uno dirige sus planteamientos hacia las cosas que estan dentro de sus alrededor, sus circunstancias. (en las cuales incluyo las noticias que nos llegan por la television o periodicos)

    al menos eso creo yo, disculpar la extensión. Un saludo

  8. Estamos condenados a ser libres y por eso siempre tenemos decisiones que tomar. Unas veces tenemos que elegir entre varias opciones y otras entre menos, pero siempre está en nuestra mano decidir qué camino tomar. Bezozzzz.